Contáctenos

Sumergirse en una nube

Sumergirse en una nube, adentrándose en el misterio.

¿Qué habrá al otro lado de esa nube que veo frente a mí, en la carretera?.

Hay miedo,”a perderme, a no encontrar el camino, a desaparecer. Como si al atravesar esa nube  solo existiera un abismo”.

Hay sorpresa, curiosidad : “¿qué habrá tras la nube? ¿Qué misterios encontraré? ¿Estará el paisaje más mágico y hermoso de mi vida?”.

Hay deseo : «Quisera  flotar como la misma nube y subir envuelta en mil partículas de agua en polvo. Formar parte de la nube y dominar todo el paisaje».

Hay ira: “Precisamente hoy que tenía que viajar, se nubla todo y pierdo visibilidad”.

Hay resentimiento: “Mira que pedirme hoy, precisamente hoy, que emprenda este viaje, es que este hombre no aprende que en otoño no se debe viajar por la montaña”.

Hay tristeza : “Otoño de nuevo, oscuridad, melancolía, la antesala del invierno , con lo poco que me gusta a mí el invierno”.

Hay Alegría:“Vaya suerte que tengo, estas nubes son fantásticas para fotografiarlas, me va a quedar una foto chula, chula”.

Hay Culpa : “Solo a mí se me ocurre salir en un día como hoy, todavía tendremos un accidente y será culpa mía que me empeñé en venir”.

Hay Soberbia : “Luces antiniebla, ¡¡vaya tontería!!. No hablar por el móvil, ¡¡una estupidez!!. Conduzca con precaución, ¡¡eso es para novatos!!.

Hay Emoción.

Porque  estamos vivos, hay emoción y  ésta afectará a nuestra motivación, aprendizaje, comportamiento y a nuestra ¡¡ACCIÓN!!

Partimos de un Hecho igual para todos, que genera una Interpretación diferente para cada uno, que nos lleva a un Pensamiento distinto, que provocará una Emoción propia y exclusiva  en cada uno y, según sea nuestra emoción, así será nuestra Acción.

La misma nube, distinta emoción. ¿Cuál es la tuya?

PD.- La mía está clara , ¿no? y la acción, también …. ¡¡Hice la foto!!

 

3 comentarios en “Sumergirse en una nube”

  1. La mía… expectación y curiosidad, la adrenalina fluye por mis venas tan sólo de imaginar que nueva aventura me espera detrás de la nube! Muy bueno Marta, la emoción nos hace sentir vivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.