Contáctenos

Coaching y Fórmula 1

Quedan escasamente 3 semanas para meternos de lleno en la recta final del año, son las últimas vueltas de un grand prix que desemboca en la recta de meta.  Durante las 46 vueltas que llevamos dadas, los pilotos, los coches y las escuderías han afrontado cientos de retos y decisiones sobre la marcha.  6 vueltas para alcanzar la bandera a cuadros. ¿Llegaremos a la meta? ¿En qué posición quedaremos? ¿Cumpliremos nuestros objetivos?

Con ruedas blandas en pistas inundadas, con bandera amarilla cuando íbamos destacados, entrando en el pit-lane para repostar y cambiar alerones, detrás del safety car sorteando trozos de fibra de carbono.  ¿Llegaremos a la meta? ¿En qué posición quedaremos? ¿Cumpliremos nuestros objetivos?

Quedan 6 vueltas y la bandera a cuadros hablará.

Cada escudería tiene su objetivo: ganar, consolidarse, aprender, evolucionar; cada piloto ha de alinearse con el objetivo de su escudería, algunos como líderes, otros como segundos y otros como probadores. En sus manos quedan las decisiones de todo un equipo de ingenieros, estrategas, analistas, etc…, en sus manos queda la ejecución de la táctica en cada vuelta.

Abrir el DRS, buscar la mejor alternativa de uso del KERS

¿Llegaremos a la meta? ¿En qué posición quedaremos? ¿Cumpliremos nuestros objetivos?

Las preguntas son las mismas, faltan 6 semanas para aquellos que cerramos ejercicio el 31 de diciembre, para otros faltan 6 semanas para revisar en profundidad el presupuesto 2012-2013.

El coaching es al management lo mismo que el KERS a la Fórmula 1. La energía que se produce en un sistema es utilizada para reforzar otro.

  1. El coaching actúa sobre la persona para potenciar y acelerar la eficacia de las relaciones entre las personas
  2. El coaching actúa sobre como siente una persona para acelerar su rol como profesional
  3. El coaching abre la posibilidad de cambiar nuestras creencias para generar nuevas alternativas de acción
  4. El coaching actúa sobre la visión individual para fortalecer la visión de equipo

Si sale el safety car, volvemos a empezar, si antes lo conseguí por qué no ahora.  Si voy con las ruedas cambiadas valoro lo que significa perder tiempo o cambio de estrategia para recuperar a lo largo de la carrera.  Focalizo la acción ante lo que ocurre, y ejecuto lo que creo que será más beneficioso para cada circunstancia, sin perder un segundo en sentirme victima, maltratado por el destino o injustamente tratado. La lluvia cae.

Igual que los KERS se utilizan en todas las vueltas durante un periodo de tiempo determinado, se puede utilizar el coaching, en sus formas más variadas, grupalmente, por equipos, como sesiones de observación y feedback…

A lo largo de la carrera anual por alcanzar el cumplimiento de los planes estratégicos podemos necesitar impulso, utilizamos el DRS.  Estamos a tiro de cumplir un objetivo intermedio, necesitamos más energía, necesitamos más fuerza, necesitamos afrontar los últimos pasos al objetivo desde una nueva perspectiva. Las sesiones de coaching individual son al management lo mismo que el DRS a la Fórmula 1.

Todos somos diferentes, pensamos diferente y algunos incluso de manera distinta, pero aún así somo más fuertes en equipo que individualmente. Por eso las organizaciones crean equipos, equipos que se relacionan con otros para alcanzar objetivos.  La mayor o menor eficacia de un equipo o de un conjunto de equipos vendrá dada por las facilidad con la que sus componentes acepten la diferencia individual de cada persona.  Construir desde la aceptación de la diferencia potencia las relaciones, el KERS de los equipos.

El coaching es sin duda la herramienta aceleradora del desarrollo y la madurez personal que utilizada en el management facilita la eficiencia y la productividad.  Incrementa las posibilidades de que el plan estratégico se cumpla. Ahora bien, tiene que haber un plan estratégico, como tiene que haber un coche de fórmula 1

 

5 comentarios en “Coaching y Fórmula 1”

  1. Somos una escudería fuerte, tenemos los componentes adecuados y vamos introduciendo las mejoras necesarias. No dudes que cuando se agite la bandera a cuadros podremos celebrarlo con la botella de champan de los campeones, ya que llevamos siempre pulsado el botón del KERS (que para mí es la motivación) y eso se nota en nuestra eficiencia y productividad, aunque, a veces nos haga falta pulsar también el DRS. No sé si llegaremos a ser campeones del mundo por escuderías, pero creo que podemos estar muy orgullosos de nuestros líderes, pilotos, probadores e ingenieros y de los resultados que estamos consiguiendo como equipo. Ánimo Grupo Persona, sólo nos quedan 6 vueltas!!!!

  2. Buen post para aprender sobre Coaching y Formula 1 a la vez…  Como dice Noemi somos una escudería fuerte, cada vez más fuerte según crecemos y aunque no lleguemos a ser los campeones del mundo tenemos que estar orgullosos y felices por los espectaculares adelantamientos que hemos ido realizando desde la creación del equipo. Cada vez con más motivación, ganas, ilusión e innovando y proponiendo nuevas ideas y técnicas que todavía no están ni reguladas por las autoridades competentes. Se acerca el final….. o el PRINCIPIO de la siguiente carrera.

  3. Hay muchas ideas clave, pero me quedo con las siguientes:
    «Todos somos diferentes, pensamos diferente y algunos incluso de manera distinta, pero aún así somos más fuertes en equipo que individualmente» … «Construir desde la aceptación de la diferencia potencia las relaciones, el KERS de los equipos»
    Siempre he dicho que 2+II = CINCO

  4. Jose Ignacio Echegaray

    Cambiar las ruedas no es perder tiempo. Hacer un alto en el camino e invertir tiempo en una conversación tampoco es perder tiempo. Es tener visión de futuro, estrategica. Es sembrar para recoger después. Sin embargo, no solemos parar porque «no tenemos tiempo» y el resultado es que, sistematicamente, seguimos encontrandonos con los mismos temas sin resolver.
    Con los que piensan de manera distinta, no diferente, hay que invertir tiempo (eso que no tenemos) para que descubra que también forma parte del equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.