Contáctenos

Al área de Recursos Humanos le esperan grandes transformaciones

Javier Martín de la Fuente, uno de los expositores internacionales más destacados de la reciente Expo Capital Humano 2010, aborda el tema del futuro de la gestión de personas en la siguiente entrevista. De nacionalidad española, Javier Martín es un experto coach ejecutivo y asesor en la gestión del desarrollo profesional y en el diseño y aplicación de programas de cambio. Él, junto con otros autores, publicó recientemente un libro titulado Metaplacement.

¿Qué es el «metaplacement»? ¿Por qué acuñar un nuevo concepto?

Metaplacement en un neologismo que significa «más allá del sitio del que estas». Es decir pensamos que el desarrollo profesional  en sí, realmente, no existe, lo que existe es un desarrollo vital del individuo. Entonces, lo que existe es un movimiento continuo a lo largo de nuestra vida, donde hay diferentes etapas. Más allá de las etapas, está el individuo que tiene objetivos personales y profesionales. Esa es la idea básica.

Bajo esta perspectiva, el desarrollo tiene que ser responsabilidad de cada uno de nosotros y no tanto de la empresa. Aquel viejo contrato en que la empresa ofrece trabajo a cambio de la lealtad del trabajador ya no existe hoy en día. La globalización ha hecho que salte por los aires todo el proceso de estabilidad del trabajador en las compañías, porque la permanencia en un puesto de trabajo ahora nadie te lo puede garantizar, tanto por iniciativa propia del empleado que se cambia de trabajo en cualquier momento, como por el lado de la empresa que pude decidir prescindir de sus servicios en cualquier momento. Esa es una realidad.

Entonces, es la persona la que tiene que tomar las riendas de su propio caminar a través de la vida, no solamente en lo personal  sino también en la parte profesional. Ahí surge el concepto de metaplacement.

Entonces, ¿cómo hacer que la persona tome las riendas de su destino?

Es  todo un proceso de reflexión que abarca los tres  ámbitos principales donde nos movemos. El primero es el ámbito personal: cuáles son mis objetivos personales, cuáles son mis necesidades, cuáles son mis retos personales. Luego el ámbito profesional que se conjuga y se balancea con el anterior, pero no es necesariamente lo mismo. Luego tenemos el ámbito social, que involucra nuestra casa, nuestra familia y nuestra empresa, pero también nuestro puesto de trabajo y el entorno global, de cómo nos movemos. Todo eso se ajusta con la variable económica, de hecho hay muchas más variables importantes, pero esta determina en gran medida la capacidad de elección de las personas. Ahí su importancia.

El proceso de reflexión debe considerar todos estos elementos y, a partir de ahí, cada uno de nosotros tiene que determinar cuál es realmente su objetivo, qué es lo que quiere, cómo se siente feliz. Tiene que descubrir qué le falta para conseguir esa felicidad. Si logramos estar contentos estaremos más motivados y seremos más productivos.

Va llegar un momento en que, al estar en un entorno social, necesitemos crear nuestra propia marca, lo que se conoce como personal branding. El concepto de marca personal está dentro del proceso de metaplacement,  y comienza por indagar qué piensa la persona de sí mismo y qué es lo que piensan las otras personas de él. Entre esa brecha de lo que la persona piensa de sí y los otros de él tiene que avanzar en crear su marca hacia el exterior, ya sea participando en reuniones, escribiendo artículos, averiguando lo que sucede en su sector, etcétera.

Leer más

Entrevista en El portal del Capital Humano publicada el 15/10/2010  http://www.infocapitalhumano.pe/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.