Contáctenos

Cuando todo está perdido….

Un poco de humor para cerrar éste jueves…

 

El aspirante a guardabarreras

«Les cuento el chiste del aspirante a guardabarreras al que el jefe de estación le hacen una serie de preguntas para ver si servía para el puesto:

Jefe de estación: Dos trenes que vienen por la misma vía y en dirección opuesta y pasaran a la misma hora por esta estación, ¿Qué haces?

Aspirante: Pongo el semáforo en rojo en una vía, cambio las agujas y paso un tren a la vía auxiliar y lo paro también, pongo semáforo en verde al primer tren y lo saco de la estación, y después doy luz verde a la vía auxiliar y pongo al tren en su ruta.

Jefe de estación: ¡No puedes hacer eso, porque no funcionan los semáforos!

Aspirante: Pues, entonces cojo el teléfono y llamo a los maquinistas y le digo que paren los trenes.

Jefe de estación: No puedes porque no funcionan los teléfonos.

Aspirante: Entonces corto la corriente de la catenaria para que se paren los trenes.

Jefe de estación: No puedes, porque no funciona el interruptor y además las máquinas son diesel.

Aspirante: Pues, entonces cojo la bandera roja y voy corriendo por la vía y paro un tren y luego cambio la aguja y corro al otro sentido y paro al otro tren para que no choquen.

Jefe de estación: No puedes porque no encuentras la bandera roja y te tuerces un tobillo y no puedes correr.

Aspirante: Entonces le digo a mi hijo que me ayude y hacemos dos fuegos en los extremos de la vía para que los vean los maquinistas y paren.

Jefe de estación: No puedes porque no encuentras a tu hijo ni tampoco tienes para hacer fuego y además llueve.

Aspirante: Entonces…, le digo a mi madre que venga.

Jefe de estación: ¿Que venga tu madre?, ¿y qué tiene que ver tu madre con todo ésto?

Aspirante: Pues mire jefe, es que está ya muy mayor y la pobre siempre me ha dicho que no se quería morir sin ver un choque de trenes…»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.