Contáctenos

competitividad y acción

Hace unos días pensaba en como conseguir que un grupo de compañeros se entusiasmasen con la idea de generar tráfico en las redes sociales.  Las cuentas de tweteer, linkedIn, el blog en el que escribo o un grupo específico en LinkedIn llevan más de dos años creados.  De la creación a la acción, un espacio vacío donde solo encontramos masa oscura.

La masa oscura se hace con ese espacio por las reflexiones recurrentes del estilo: «es que no hay tiempo», «no se», «pero ¿realmente para que sirve?» «tengo otras prioridades» «no creo en ello» «no se que decir» «eso es para los jóvenes» «y ¿cómo conozco el retorno?» «es mejor esperar a que lo tengamos claro» «cuando la web esté terminada» «mejor concentrarnos en una sola» y un largo etc…..

Debajo de todas ellas no hay más que excusas, cierto es que alguien puede no entender el objetivo.  Aunque en mi opinión cuando se explica, que ya es un reto, el problema reside en que no se acepta la posibilidad de esa explicación. Cada uno de nosotros seguimos con nuestra propia canción. Cómo aquel periodista que pregunta para que el otro sepa todo lo que sabe.

Aplicando que no estaba enfocando correctamente la situación y que por lo tanto algo estaba haciendo o dejando de hacer para que mis colegas no cogieran con ganas ese reto de desarrollo punto cero, decidí darle vueltas al hecho de crear un ambiente donde ellos pudieran encontrar su propia motivación.

Es como enfrentarse a la declaración del vendedor, que le dice a su manager «tal y como está el mercado como no bajemos el precio no vendemos» y el manager le contesta «imposible, si quieres hacer un descuento que te incremente el volumen del pedido».  Cada vez que ese manager le dice como tiene que hacerlo al vendedor únicamente está solucionando un problema puntual, no está consiguiendo que sepa enfrentarse a la situación actual de mercado, que requiere otro tipo de comportamientos y actitudes.

Siguiendo este patrón, les he propuesto un juego por parejas, para sentirnos apoyados, y objetivos concretos. La reacción ha sido increíble  en un solo día tweets, blogs y conversaciones en grupos se han disparado. Han encontrado su propia fuente de motivación y el discurso ya no está en lo que me impide sino en donde quiero llegar y como puedo hacerlo.

Si tu quieres, puedes y si puedes debes, y así lo conseguirás.

Algunos encuentran su motivación en competir, otros en conseguir un objetivo perfecto, pero lo que más no debe importar es ponernos en acción. Sin acción no hay compromiso.

Adelante, por muy complicado que sea siempre se puede.

9 comentarios en “competitividad y acción”

  1. Me gusta esta frase de Daniel Barenboim citada en «El Arte de Soplar las Brasas» que dice así:
    «La función de un director de orquesta es animar a los músicos, enseñarles, llevarlos e inspirarlos para que ellos puedan sacar lo mejor de sí mismos»
    Como músicos de esta magnífica orquesta que formamos «Grupo Persona» comprometidos, pasamos a la acción y a sacar lo mejor de nosotros mismos.
    Que comience el concierto!!

  2. A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.
    (Madre Teresa de Calcuta).
    Con un poco de esfuerzo de cada uno, se puede conseguir mucho para el mismo fin. Estupenda iniciativa para que juntos podamos lograr lo que se proponga con éxito y sobre todo diversión, y…¡basta ya de excusas!

  3. Iñaki Martín Labrosa

    Llevamos paseando alrededor de ésta piscina tiempo. El liderazgo cae, está claro, y las consecuencias han sido claras: ¡¡Nos ha empujado al agua el CEO, vestidos y con el móvil en la mano!! ¡¡A nadar!!

  4. El compromiso nace de: la aceptación de los objetivos y valores de la organización; la disposición a aportar esfuerzo a favor de la organización y el deseo de permanecer en la organización. Si además esto se incrementa con la motivación por parte de unos buenos «directores de orquesta», conlleva que actuemos y lleguemos a los resultados deseados. Que esto no se quede sólo en «La Liga de las Personas», mientras… A POR ELLOS!!!!

  5. Javier,

    Tienes mucha razón. Estamos en el mundo de las excusas, de las barreras, de las comparaciones con el resto (si tuviese lo que tienen aquellos nos saldríamos) Hemos centrado la batalla en una sola variable y, eso hace de nuestro mundo comercial un callejón sin salida. Ayer compartía la jornada familiar con un cuñado que solo hablaba de lo mal que van las cosas dentro de la administración. Alguién ha aparcado de su mente las palabras: trabajo, optimismo, tesón, ambición, ganas o tu citada palabra compromiso? Desde mi pequeña atalaya me niego a que el barco se hunda. Nada de acción reacción. Vamos a por el compromiso:acción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.