Contáctenos

Cocinero quiero mis doce…

En la escena final de la película “Hombres de Honor”…

Robert de Niro  alentaba, al más puro estilo militar Holliwoodiense,  al marinero de primera interpretado por Cuba Gooding Jr, a que diera los doce pasos necesarios para ser readmitido como buzo de la marina americana.

Parafraseando a Robert de Niro en  dicha escena,  he aquí cuales son los pasos o cualidades  que se deben manejar en la empresa actual como definitorios del estilo de dirección.

En primer lugar, el directivo debe considerarse Libre, debe tener claro que su actuación es la actuación conjunta de su ser como persona y profesional que es. Es imposible que pueda separar ambas, debe ser consciente que su actuación depende del grado de alineamiento de sus objetivos personales y profesionales.

En segundo lugar debe ser Innovador, pero debemos entender esa innovación no como algo novedoso que nos transmiten las nuevas tendencias de gestión, sino hacer diferente su gestión como persona individual que es dentro de un colectivo, debe buscar destacar en aquello en lo que le hace único.

Debe ser un Desarrollador de personas, ideas y proyectos, solo de esta manera podrá poner en armonía sus intereses con los de su equipo y los de su empresa.

En cuarto lugar, hablemos de su Emocionalidad. Sólo siendo capaz de desarrollar las competencias emocionales, podrá abrir caminos de aprendizaje junto con su equipo. Si es capaz de entender, manifestar y gestionar las emociones, entonces será capaz de sentir, experimentar sensaciones y valorar los pensamientos y las opiniones de los demás que le rodean como algo legítimo.

En quinto lugar debe manejar el  Respeto en sus comportamientos, pensamientos y actuaciones, solo desde la capacidad de admitir a otros como personas con capacidad de actuar y resolver al igual que él, se pueden gestionar equipos y buscar resultados extraordinarios.

También debe desarrollar la competencia de Coach. Esta competencia la entendemos como la posibilidad de abrir espacios a la reflexión de sus equipos y a que sean ellos los que se hagan responsables de los proyectos en los que se embarcan, es decir, que sean conductores en lugar de pasajeros.

La siguiente cualidad que debe manejar es ser Observador,  observador de realidades, no de su realidad como única forma de actuar y resolver. En la medida que entienda que “el mapa no es territorio”, podrá actuar sabiendo que hay otros puntos de vista que se pueden valorar y, en la mayoría de los  casos, eso le ayudará a tomar decisiones más precisas al ser  éstas más ricas en aportaciones.

El octavo paso debe centrarse en la capacidad de actuar como Mentor, no como maestro que sienta dogmas en base a su conocimiento y experiencia, sino como alguien comprometido a transmitir lo que sabe y a ayudar a desarrollar de manera adecuada la cultura y los valores de su empresa.

Otra característica importante es el que sea Productivo. Las empresas quieren resultados y los responsables de las mismas deben ser coherentes con la condición de su trabajo, nos pagan para cumplir objetivos y que estos sean eficientes y rentables para la organización.

Debe tener la capacidad y el conocimiento de que el Lenguaje es un acto generador de acción, que a través de él no solo describe hechos o situaciones sino que modela las posibilidades de que las cosas ocurran y que además con su uso no solo describe cómo es, sino cómo será visto por los demás.

Debe ser una persona Entusiasta, entendiendo que no es una cualidad que se puede adquirir, es más bien un estado de fe y afirmación de sí mismo. Es creer, tanto en nuestra capacidad de transformar las cosas como en nosotros mismos, creer en los demás, y en las capacidades individuales y colectivas para transformar las realidades.

El manager debe actuar de manera Transparente, entendiendo esta cualidad como la coherencia entre lo que dice y lo que hace y actuando de modo claro para  la organización, sus pares y con sus colaboradores.

Como última característica debe ser Optimista,  el pensar que hay que centrar los esfuerzos para conseguir encontrar soluciones, ventajas y posibilidades, es mejor que centrarse en la apatía y el desánimo provocado por solo ver inconvenientes y dificultades.

Querido LíDER COMPLETO, aquí tienes tus trece.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *