Contáctenos

Bitácora Mayo:

Oficial de guardia: Juan Suanzes

 

 

 

 

 

 

Condiciones de travesía: IPC Mayo 1,9%; Tasa de Paro: 24,44% ;

Población Activa 1T 2012: 23,072 Población Ocupada: 17,433

 

La Velázquez siente que la mar está tranquila y que las turbulencias están en tierra. La costa que rodea a la mar mediterranea está revuelta, sobre todo allí donde residen las Helenas. Hay una permanente amenaza de la vuelta a antiguas formas de cambio y trueques, que seguro que si se produce nos dirán que es lo mejor para todos.  A pocos días de la celebración de una cita crucial en la cuna de la democracia, en la que parece que vencieron los buenos, continúa  la mar tranquila y la tierra con marejada. Con la mar tranquila, y el viento a favor, la Velázquez navega a  buen ritmo.

En la Velázquez continúan todos los tripulantes a bordo, con un nuevo grumete (queremos que venga a vernos!) y que estamos seguros asistirá a unas duras jornadas al sol en cubierta  y otros nuevos que se van incorporando y que ayudan a que no falte avituallamiento y buena sintonía entre la marinería.

El pequeño Ars está de enhorabuena. La alta autoridad del Estado le ha concedido la graciosa autorización como Agencia Privada de Colocación y Recolocación. En cubierta se celebró por todo lo alto dicho acontecimiento, pasando la marinería después a celebrarlo en los camarotes.

Es la primera embarcación independiente en lograr dicha gracia de sus más altos representantes públicos. Esto sitúa al pequeño Ars con la posibilidad de convertirse en un gran buque. Podrá asistir y remolcar a barcos con dificultades y a salvar a sus tripulaciones. Podrá apoyar a la jerarquía que está en tierra a dar un servicio a sus ciudadanos. Esperamos de la Ars las mayores conquistas, que convertirán a la Velázquez en la proa de un Imperio

Pero continuamos a la estela de los galos celebrando la graduación de muchos de sus marineros. Iniciamos proyectos con habitantes de tierras teutonas (gentes rudas y luchadoras) con los que lograremos que su flota conozca la ruta que han de seguir, mirando a las estrellas, para arribar a un buen destino.

Y estamos en espera de poder aferrarnos a nuevos y ambiciosos proyectos que nos permitan conocer más puertos, más gentes. Navegamos con ganas de conocer nuevos paisajes, nuevas montañas y contemplar nuevos dibujos en las nuves.

No sé, quizás encontremos en los viejos papiros nuevos elementos con los que jugar, o en las ricas conservas que viajan en nuestra bodega, o en  los trileros que juegan con monedas. En alguno de estos lugares, quizás, ya que preveemos un verano en el que, a pesar de que apriete el sol y el calor, tendremos que secarnos la frente por el trabajo que tendremos que realizar. Pero realizaremos de buena gana el esfuerzo para continuar navegando a buen ritmo.

Avanzamos sobre el 2012 con ganas de llegar al merecido reposo y desembarcar unos días para descansar en tierra y mientras, la Velázquez estará amarrada en puerto. La tripulación tomará rumbos diferentes, desde donde sale el sol hasta el poniente

Repondremos fuerzas y realizaremos un final de ejercicio navegando a toda vela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.