Contáctenos

Las tablas de la ley: aprendizajes para el liderazgo

La presente situación, #COVID-19, nos ha hecho despertar como a aquel púgil en estado de KO que le vierten un cubo de agua fría sobre el rostro.  Estábamos adormecidos, como especie y como sociedad y por ende, como individuos.  Salvando las raras excepciones que llevan, años, décadas, avisando y que demuestran la validez del refrán “la excepción confirma la regla” Tan adormecidos que hemos estado hablando, difundiendo, enseñando a los demás a salir de su campo de confort, cuando todos estábamos en nuestra propia esfera global de confort.

Has pasado tres meses desde que empezamos a contemplar con estupidez humana el tsunami que se nos venía encima y, un mes desde que la estupidez se convirtió en estupor, en profundo estupor.  En estos momentos, cuando todavía no ha pasado el ojo del huracán deberíamos empezar por sacar aprendizajes, y digo bien, aprendizajes, ni conclusiones ni culpables, sólo aprendizajes.

Encuentro, como en las tablas de la ley de Moisés, 10 aprendizajes que bien podrían convertirse en los 10 mandamientos del liderazgo:

  1. No dejes que la ideología invada tus acciones, se pragmático.
  2. Ejerce el liderazgo en función de la situación y si no sabes deja a otro que lo haga.
  3. Sigue un sentido de colaboración, no de exclusión. Lo público y lo privado se necesitan.
  4. Desarrolla la experiencia, no vivas únicamente de las ideas y del marketing personal.
  5. Como líder debes comunicar con emoción, pensando en los que te escuchan.
  6. Se ejemplo de lo que proclamas, no defraudes y confundas a los demás.
  7. Crea equipos multidisciplinares y diversos, pero decide claramente.
  8. Asume la responsabilidad de las decisiones erróneas, crea confianza.
  9. Genera organizaciones claras, diáfanas y entendibles y revisa que sea así.
  10. Asume que las cosas no se hacen porque simplemente lo digas, analiza los impactos.

Y para, presuntuosamente, lo admito arrogarme el hecho bíblico podría resumir estos 10 mandamientos en 2 fundamentales:

  • Para liderar se necesita, además del conocimiento y la habilidad, la experiencia. Adquiérela.
  • Ser humano significa anteponer esa condición a los propios objetivos personales, profesionales y económicos. Sólo así podrás ser un verdadero líder.

Cuando el ojo del huracán pase, y calma vaya volviendo a nuestras vidas volveremos a la vorágine de la reconstrucción, o de la construcción de una sociedad que no será la misma. El que sea mejor o peor sólo dependerá de nuestros líderes. Dependerá de la clase de líder que tú quieras ser.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *