Contáctenos

Zafarrancho de combate .

Oficial de guardia :José Manuel Arribas
Condiciones de travesía: IPC interanual 3,8%. Tasa de Paro 21,29% Población Activa: 21,1 Mill.
Población Ocupada 18,2 Mill.

La moral de la oficialía y la tripulación está alta. Hemos hecho un aprovisionamiento y acopio de municiones, basadas en materiales y conceptos que cada uno de los oficiales portábamos como equipaje individual, y se han puesto a disposición de toda la tripulación. La finalidad ha sido enriquecer el conocimiento de todos, por ello, los hemos ido estibando debidamente en nuestras bodegas, de esta manera `podemos preparar las nuevas misiones de una manera mucho más ágil, rápida y estructurada.

El almirante Martín de la Fuente ha dibujado unas nuevas “cartas náuticas” que facilitarán la navegación.

El almirante Martín y yo empezamos el mes con una mañana de tácticas y prácticas con 25 jóvenes alféreces de una consultora de estrategia, para desarrollar habilidades y competencias conversacionales. Tras trabajar con ellos más de seis horas salieron conclusiones y acciones que se comprometieron a poner en marcha con efecto inmediato ya que confiaban que su realización iba a mejorar con creces sus resultados. Estamos seguros que su compromiso es firme y conseguirán nuevos objetivos.
Mantenemos rumbo norte diez grados al oeste, esta singladura nos conduce al encuentro del buque insignia ,de bandera francesa, con el que llevamos dos meses negociando una alianza estratégica, para enfrentarnos a su mercado. Navegaremos en formación de combate con ellos
y actuaremos como instructores de parte de su tripulación comercial. Esperamos y confiamos que, con nuestra colaboración, consigan adquirir un mejor posicionamiento en el mercado a través del incremento de sus fletes.
Para esta singladura contaremos con la incorporación de cinco oficiales de reconocido prestigio, embarcarán en la “Velázquez”, y nos acompañaran en el desarrollo de esta misión.

Corren vientos favorables para la “Velázquez 126”, pero ello no nos hace bajar la guardia. Si queremos facilitar las maniobras de navegación y navegar de bolina (que la dirección del viento y el sentido de la quilla formen el menor ángulo posible, o lo que es igual, navegar de ceñida), debemos mantener en buen estado jarcias, cabos y velamen.Es necesario reforzar nuestros mástiles, para que nos proporcionen una buena velocidad de crucero y así poder avistar nuevos barcos y puertos.

 

El alférez de navío Iñaki Martín sigue trabajando, contra viento y marea, en la mejora de nuestros sistemas de comunicación y desarrollo de nuevas armas que faciliten la marca personal en los entornos digitales.

A mediados de mes el comandante Echegaray se reunión con el Almirante de un buque inglés que navega bajo bandera española. El objetivo del despacho fue pedirnos ayuda en la gestión de programas de transición profesional, la cual era necesaria para la oficialía y marinería de su barco. En su opinión nuestra avezada experiencia les sería de gran utilidad. Estamos cerrando flecos del acuerdo para su puesta en marcha.

Bajo la atenta supervisión y apoyo de la alférez Luján se ha conseguido que seis oficiales, que compartían con nosotros la búsqueda de nuevos despachos, hayan encontrado nuevos navíos en los que desarrollar su experiencia y conocimientos.

Les deseamos a todos los mayores éxitos en sus nuevas travesías. El almirante Martín y el comandante Cantero compartieron un día de grata travesía, con el equipo de recursos humanos de un buque del sector de la construcción, donde trabajaron el desarrollo de las competencias del coaching aplicadas a la gestión diaria de los managers.
El viernes antes de que toda la tripulación del “Velázquez 126”, disfrutáramos de unos días de permiso con motivo de la Semana Santa, compartí una jornada con el comandante Echegaray y 25 alféreces de navío, con quienes realizamos maniobras de nuevas habilidades para el
desarrollo del liderazgo y la comunicación. Aunque la travesía no fue muy larga sacamos conclusiones y planes de acción muy interesantes para que los pusieran en marcha.

La última semana la hemos dedicado a hacer ejercicios de maniobras, con fuego real, para estar preparados para el grato reto que tenemos que empezar el próximo mes.
No me olvido de la importante labor que sigue realizando nuestra guardiamarina Noemí, que como dicen por ahí, sin su apoyo y colaboración no sería tan fácil realizar el trabajo que cada uno tiene asignado.
Los días son más largos, se respira optimismo en cubierta. En cualquier caso, seguimos con los serviolas, apostados en sus puestos de vigías “ojo avizor”, continuamos surcando el océano de las empresas, buscando nuevos buques y destinos que nos hagan disfrutar aun más de nuestra travesía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.