Contáctenos

¿Imposible? Un punto de vista

Hace unos días escribía en el blog de Top Ten Business Expert http://toptenhrs.blogspot.com/2011/09/lider-o-manager-dos-reflexiones.html, dos reflexiones sobre las diferencias, necesarias en estos tiempos de cambios, entre un líder y un manager. Hoy me atrevo a completarlo con una nueva.

La tercera de las reflexiones gira entorno a lo IMPOSIBLE

La base del cambio cultural que hoy necesitan las organizaciones, esta en que el conjunto sea más fuerte que la individualidad. Las personas que están en contacto con el mercado (que son más que los directivos) tienen que tener a la organización a su servicio, para conseguir los objetivos.

En ellos, en los que venden, en los que prestan el servicio, debe residir la autoridad. Los directivos y managers pueden transmitir el poder hacia abajo, pero no la autoridad. Esa, se la tienen que ganar ellos. Un manager puede y debe ayudarles a conseguirla.

Una vía para conseguir esto es la de desarrollar programas de Sale Coaching o de Coaching Comercial. Este tipo de acciones deben estar al servido de ese objetivo, que los que están en la primera línea sean capaces de conseguir la autoridad del mercado.

La herramienta del Coaching, ni anula la presión por los resultados, ni sirve únicamente para refugiarse cuando hay problemas o estamos enfrentando un colaborador en dificultades. El Coaching sirve para enfrentar a cada persona con sus propias limitaciones, con sus imposibilidades, con el futuro (que siempre es incierto) sirve para poner a cada persona en la mayor de las presiones

¿Como vas a conseguir los resultados? ¿Que vas a hacer para sortear ese reto? ¿Donde necesitas ayuda?

En la medida que la persona enfrenta esas imposibilidades va ganando autoridad y con ello se acerca al objetivo que un líder marca en estos tiempos.

La base, para que puedan conseguir esa autoridad del mercado, está en preguntar, preguntar y preguntar, y solo cuando la persona ha hecho el esfuerzo de buscar una alternativa y, esa o no es válida o no aparece, es cuando el líder debe dar su soporte, su solución. La solución debe ir acompañada de la confirmación sobre como lo ha entendido y como lo va a aplicar. El «ves como no era imposible» solo refuerza la autoridad del manager, no la de la persona que se enfrenta al mercado.

Hay que convertirse en líder. Pegándose a las personas, acompañando a la persona no solo al rol y utilizando el Coaching como herramienta de presión para conseguir los resultados.

Lo imposible no existe, sólo vemos caminos que se cierran, pero siempre existen otros. El futuro, incierto, solo lo pueden escribir los líderes. Convertíos en líderes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.