29 abr Experiencias sobre Mentoring II. Claves para su uso eficiente.


mentoringUn Mentor es un facilitador del desarrollo personal y profesional, para ello ha de tener una serie de cualidades, que deberá revisar y potenciar a lo largo del programa.  Algunas de ellas son:

  • Conocimientos y experiencia.  Sin que ello signifique que tenga que saber de todo lo que necesite el mentee. Siempre le puede ayudar a buscar donde se encuentra la experiencia y el conocimiento que le demanden.
  • Capacidad de escucha
  • Estar orientado a los resultados
  • Generar confianza
  • Usar de manera continua el “feed back
  • Capacidad para estimular el aprendizaje
  • Habilidad para usar la pregunta como herramienta de reflexión para el mentee
  • Fuerza para evitar dar consejos
  • Saber gestionar los silencios que se producen en las sesiones de mentoring
  • Empatía y asertividad
  • Habilidad para abrir nuevas perspectivas en el mentee

La sesión de mentoring es una conversación entre dos personas y, como tal se la debe de dotar de una estructura.  Será responsabilidad del mentor que la conversación cumpla las etapas acordadas, y que como mínimo debe contemplar:

  • Unos minutos dedicados a la generación del contexto, centrarse en la sesión y abandonar las ocupaciones diarias.  Recoger el “feed back” de la sesión anterior, si ello procede.  Declarar las expectativas que se tienen para esa sesión y establecer, a partir de ahí, los objetivos.
  • Explorar, preguntar, reflexionar, intercambiar visiones y conocimientos, provocar al mentee.  Analizar las barreras y las oportunidades que se está planteando y alcanzar un plan de acción.
  • Traspasar el plan de acción a un documento estándar de seguimiento, dotándole de claridad y homogeneidad. Evitando así, dificultades en el seguimiento.  Evaluar la sesión, dándose “feed back” mutuamente. Incluso es recomendable que el mentor cuente con un documento estándar de auto-evaluación.

Los programas de mentoring son especialmente recomendables cuando se precisa que la persona a desarrollar adquiera nuevos conocimientos, habilidades y experiencias, por ejemplo en programas para jóvenes definidos como personas con potencial en la organización, o para hacer crecer profesionalmente a una o a un grupo de personas que tendrán que ocupar nuevas responsabilidades o para potenciar la diversidad en alguna de las áreas de la organización.

No debemos olvidar que el mentoring es algo más que el coaching, éste es una herramienta de especial potencia para el mentoring y que es utilizada asiduamente por el mentor. Muchas de las necesidades que suele mostrar el mentee parten de su propio modelo mental, resultado el coaching una herramienta adecuada.

Igualmente, no debemos confundir el mentor con un tutor o con un maestro, quienes además de transferir el conocimiento y la experiencia, transmiten el cómo, el cuándo y el por qué hacer algo, eso es responsabilidad del Mentee, en caso contrario retrasaremos el crecimiento de éste último.

4 Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies